Un artículo de los alumnos: Catarina Encarnação, Diana Kharchenko, Inês Azinheiro, Lídia Milheiro y Nuno Baptista

 

Castelo Branco es una ciudad de la raya portuguesa, haciendo frontera con la comunidad autónoma de Extremadura, España.

Esta ciudad tiene un extenso patrimonio material e inmaterial, de interés histórico, cultural y paisajístico, que asociado a la recalificación de los espacios públicos de la ciudad, a los equipamientos culturales, deportivos y de ocio que ofrece a quienes la visitan, hace que sea un lugar de fuerte atracción turística.

A quienes visitan Castelo Branco les proponemos la ruta de los museos, que comprende: Museo Francisco Tavares Proença Júnior, Museo Cargaleiro, Casa de la Memoria Judaica, Centro de Interpretación del Bordado y el Museo de la Seda.

Os sugerimos que descubráis los principales destaques del patrimonio, en especial el Castillo, el Jardín del Paço Episcopal, la Sé Concatedral, el parque de la ciudad y los “Portados Quinhentistas”.

Si lo que buscas es cultura contemporánea no te puedes perder el “Centro de Cultura Contemporânea de Castelo Branco (CCCCB)”, que está ubicado en una construcción del arquitecto catalán Josep Lluis Mateo. Aquí, además de la promoción y divulgación de la cultura contemporánea, se estimula la creación artística.

¡Cuando vienes a Castelo Branco, no olvides nuestra gastronomía! La gastronomía de la región, es apreciada por su riqueza y diversidad, directamente relacionada con la historia, las costumbres y los productos de la agricultura. Los quesos, los embutidos, la miel, el aceite de oliva y, más recientemente, los vinos son buenos ejemplos de la dieta mediterránea y son de lo mejor que tenemos en nuestra región.

Si quieres pasártelo genial te invitamos a conocer algunos espacios como la piscina playa, el skate park, las playas fluviales, el Tajo internacional y mucho más.

¡Te esperamos, ven a visitarnos!